You Are Viewing

A Blog Post

Diario sobre la enfermedad del Alzheimer – fotografías de Emérita- parte 5

Miércoles, 26 de Noviembre de 2014.

Me llamo David Aparicio y soy fotoperiodista del colectivo Punt de Focus. Desde hace 3 meses estoy llevando a cabo un reportaje sobre el Alzheimer. Emérita es la protagonista, tiene 84 años y desde hace 8 años padece esta enfermedad neurológica. Vive junto a su hijo Amadeu y la esposa de él, la Neus.

Emérita intenta vestirse sola,le cuesta mucho poder realizar esta tarea,su hijo siempre la acaba vistiendo.

Emérita intenta vestirse sola,le cuesta mucho poder realizar esta tarea,su hijo siempre la acaba vistiendo.

No para de llover y la mañana se nota más fría. Amadeu se ha ido al mercado a hacer la compra: fruta y castañas para que Emérita pueda pelarlas y quitarles la cáscara para entretenerse. Así Amadeu dispone de un tiempo para ir a hacer sus labores en el campo.

Una vez Emérita ha desayunado, la levanto y la llevo a su habitación. Hoy Amadeu dejará que su madre intente sacarse el pijama y vestirse sola. Así que una vez en su habitación, le digo: -Venga Emérita, toca vestirse!-. Con la cámara comienzo a documentar su gran dificultad para quitarse el pijama. Ella me dice -no sé, no sé-. Con un poco de ayuda mía le saco una pierna y le dejo la otra para que se acabe de quitar el pantalón. Pasan 5 minutos y ella sigue sin saber como desprenderse del pantalón, cuando lo logra, le digo que ahora tiene que ponerse el otro pantalón. Emérita mira donde esta la etiqueta para diferenciar cuál es la parte trasera. Solo con éste ejercicio han pasado ya diez minutos… Emérita se levanta de la cama agarrando fuerte el pantalón y diciéndome de nuevo -no sé no sé…

Le ayudo a ponerse el pantalón. Sólo una pierna y luego dejo que intente valerse por sí misma. Cada vez me está costando más poder hacer fotos… Siento que tengo que ayudarla, pero al cabo de un buen rato logra ponerse los pantalones, se pone las zapatillas y se levanta. Le digo que ahora le toca la parte de arriba. Solo con la parte de abajo ha necesitado más de quince minutos. La dificultad por quitarse él jersey es mayúscula. Emérita no coordina y no recuerda cómo debe quitárselo. Le ayudo y le quito una manga…. y luego la otra.
Le cuesta un poquito menos ponerse la blusa, pero se queda clavada en una manga que ha empezado a ponérsela del revés…
Emérita puede tardar más de 40 minutos en vestirse.

Emérita tuvo la visita de su nieta junto a su hijo.

Emérita tuvo la visita de su nieta junto a su hijo.

Pasado un rato llega Amadeu y la acaba de vestir. Sienta a su madre en una silla y le da un cuchillo y castañas, mientras él se va a dar de comer a los animales. Poco a poco ella pela las castañas. En muchas ocasiones abre los ojos de par en par y su mirada parece perderse en el infinito. Cómo si no supiera donde está ni qué está haciendo. Estas lagunas de Emérita son muy frecuentes. Luego, en cuestión de segundo, vuelve a la realidad.

Llega su nieta, la más joven. En sus brazos tiene su hijo de siete meses. Cuando la nieta ve a su abuela le da dos besos, -hola Abuela, qué tal estás? Mira quién hay aquí abuela!-. Emérita, sin casi reconocerlos, sonríe y estira su brazo hasta acariciar al bebé. No le quita ojo mientras la madre pone cuidadosamente el niño en los brazos de la bisabuela. Emérita lo acaricia y le dice -bonito, bonito-. El bebé quiere ir al suelo y gatear.

Llega la hora de comer, y hoy la nieta y su hijo también se quedan. Después de la sobremesa a Amadeu se le ha hecho un poco tarde, así que se marcha a dar de comer otra vez a los animales. Por su parte, Neus se dirige a sacrificar tres gallinas guineanas. Esta es su forma de vivir. Viven de manera autosuficiente con lo que les proporciona la tierra.

Emérita y Neus, quitan las plumas de las gallinas que previamente había sacrificado su nuera.

Emérita y Neus, quitan las plumas de las gallinas que previamente había sacrificado su nuera.

Neus trae en un barreño tres gallinas que acaba de sacrificar. Previamente ha hervido agua en una gran olla para desplomar las aves. Sienta a su suegra en el pequeño patio y las dos empiezan a sacar las plumas de las gallinas guineanas. Neus me cuenta que cuando Emérita era joven nunca sacrificó a ningún animal. Lo que hacia era llamar a alguien para que lo hiciera. Pero para sacar las plumas era muy rápida y muy meticulosa, dejaba las gallinas perfectas.

Neus quita las plumas con astucia, pero Emérita no sabe que hacer con el animal, Neus exclama -Va muller! Saque lle as plumas!-, con un gran acento gallego. Esa orden activa por unos instantes el cerebro de Emérita y con dificultades comienza a sacar las plumas.
Neus intenta estar muy encima de Emérita para que haga las cosas.

Después de cenar, Neus lleva a Emérita de nuevo a la ducha.

Neus ducha a su suegra despúes de cenar.

Neus ducha a su suegra despúes de cenar.

Esta es mi quinta entrada en el blog, si quereis visitar la cuarta entrada podeis ir a este link. http://www.puntdefocus.com/diario-sobre-la-enfermedad-del-alzheimer-fotografias-de-emerita-parte-4/

SOBRE EL AUTOR
David Aparicio es fotoperiodista y colaborador de la Agencia Corbis. Recientemente ha realizado un documental multimedia sobre la enfermedad de Huntington. El diario sobre el Alzheimer es un nuevo proyecto que ha iniciado en Punt de Focus.

It's only fair to share...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Flattr the authorShare on LinkedIn
Publica tu comentario