You Are Viewing

A Blog Post

Paisajes Sublimes: El Sueño y la Realidad

Las periferias, las franjas, los vacíos urbanos… son piezas desordenadas, espacios que a menudo viven al margen, territorios de una heterogeneidad extraordinaria, difíciles de definir precisamente por su increíble mezcla y su permanente ambigüedad. Estos territorios, sin rumbo aparente, escapan la antigua lógica campo-ciudad y yacen a la espera de una metodología que facilite su lectura, y al mismo tiempo, sea capaz de proponer nuevas formas de intervención.

Paisajes sublimes es un trabajo de investigación, experimentación y producción fotográfica sobre la destrucción del paisaje causada por la urbanización abusiva del territorio, pero también es el descubrimiento de espacios de abandono del estado español que nos remueven tanto por su estampa como por su carga histórica.

2014_Guerilla_projektion_Graffiti

La identificación y el estudio cuidadoso in situ nos ha permitido conocer el ocaso prematuro de muchos de estos asentamientos, y al mismo tiempo, apreciar la belleza inquietante y perturbadora que nos aboca cada espacio, como si, negados de su propia existencia, persistieran en el tiempo para testimoniar lo que nunca llegaron a ser. Nuestra investigación busca “especular” los espacios de abandono. Queremos concebir los espacios contando con el elemento de la ficción cinematográfica: simular la realidad y representarla según su premisa estética y la construcción iconográfica que nos fascina. Especular viene del latín specularis (espejo), significa mirar con una doble mirada, ser capaz de reinterpretar la realidad desde la ficción, pero no desde la suposición, sino con la plena voluntad de restablecer estos paisajes, de rescatarlos de la inutilidad, de darles, por fin, un sentido único a tanta espera. Realidad y ficción forman un tándem inseparable a lo largo de toda la exposición.

 Estos paisajes tienen su contraparte en negativo en el mundo cinematográfico. Son paisajes que Kant denominó de lo sublime, es decir, lo que sobrepasa el espectador causándole una sensación de displacer ante la contemplación angustiosa de algo que sobrepasa nuestras capacidades. Una experiencia que nos agita y desvela algo muy propio del ser humano: la atracción por “el horror deleitable”.

Paisajes desolados, ruinas, cementerios, siluetas en las noches lúgubres, naturaleza desbordante… de su pulsión romántica y estética han surgido géneros cinematográficos como el western, el cine existencialista, las road movies, el terror o la ciencia ficción. Un amplio repertorio iconográfico que ha pasado a formar parte de nuestro imaginario colectivo, donde el hombre queda siempre empequeñecido ante la fuerza de la naturaleza y se ve empujado a intimar con la indefensión, la soledad o incluso la locura.

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

La galería de paisajes que hemos podido identificar y transformar refleja nuestra fascinación por las llanuras del midwest americano, las periferias industriales, las ciudades futuristas, los paisajes apocalípticos en los que la naturaleza nos borra del mapa, la pervivencia de los miedos y los mitos atávicos o los viajes fantásticos a mundos desconocidos. Nuestro particular viaje nos ha llevado desde las Guilleries, a la Vall d’Aran, pasando por Terrassa, Alicante, Murcia, Andalucía, Huesca, Navarra y hasta la Comunidad de Madrid.

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

Todo este catálogo es el que nutre, obviamente, el imaginario de nuestra obra. Partimos de todos estos espacios comunes para conformar nuestra propia mirada hacia la estética de lo sublime. Es a partir de aquí donde proponemos, tanto desde la dramaturgia como desde la puesta en escena, un juego con el público. En el que le animamos a que se convierta en co creador de la obra llenando con su imaginación los huecos donde se esbozan, insinúan, sus propios paisajes de lo sublime.

 Son lugares a la espera, a la espera de un pensamiento, de una idea, de innovación, de experimentación, que les den significado e identidad, dado que no tienen una calidad manifiesta sino potencial. Ese elemento extraño – tanto si adopta la forma de un silente escombro o de un descampado – pueda ser visto con otros ojos y nos ayude a dar sentido a nuestra existencia en el mundo: Ser capaz de reescribir los espacios condenados a vagar sin descanso.

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

 En su inconcreción espacio-temporal, los paisajes sublimes no engañan, parecen quedar atrapados por aquellos célebres versos de William Yeats: «los años por venir sin objeto ni aliento, / sin objeto ni aliento los años que quedaron. / En pago de esta vida, está bien esta muerte . »

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

Sublime landscapes © Goettlicher/Vancells/Punt de Focus

 

It's only fair to share...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Flattr the authorShare on LinkedIn
Publica tu comentario